Pomeranias

Pomeranias traidos del este

Pommern

La resbaladiza memoria de los hombres analiza c贸mo a principios del siglo XIV se cre贸 un discurso de eterna enemistad entre los Caballeros Teut贸nicos y los gobernantes de Polonia cuando estos antiguos aliados se disputaban la regi贸n de Pomerania. Leer m谩s

Descripci贸n del producto Rese帽a 鈥溾ado que Pomerania estar铆a en el centro de muchas disputas entre alemanes y polacos en los siglos XIX y XX, los nacionalistas modernos de ambos bandos han tergiversado con frecuencia la historia medieval de la regi贸n. Milliman intenta superar estas problem谩ticas tradiciones historiogr谩ficas volviendo a las fuentes medievales. En el proceso, proporciona una narraci贸n mucho m谩s detallada y matizada de la historia medieval de Pomerania de lo que ha aparecido antes en ingl茅s, y tambi茅n llama la atenci贸n sobre una variedad de fuentes del siglo XIV infrautilizadas para el estudio de la memoria y la formaci贸n de la identidad en esta regi贸n fronteriza fundamental鈥 Jonathan R. Lyon, Universidad de Chicago, en The American Historical Review, Vol. 119, no 2, abril de 2014 Sobre el autor Paul Milliman, doctorado (2007) por la Universidad de Cornell, es profesor asistente en el Departamento de Historia de la Universidad de Arizona.

Apellidos pomeranos

El dolor en ni帽os y adolescentes en Alemania es un problema de salud com煤n que tiene un alto impacto socioecon贸mico. No se han realizado estudios que permitan una estimaci贸n fiable de la prevalencia del dolor en los ni帽os de 5潞 grado (rango de edad de 9 a 13 a帽os) en las escuelas de la regi贸n de la ciudad de Greifswald y el distrito administrativo de Pomerania Oriental. Este estudio transversal basado en la poblaci贸n examin贸 la prevalencia del dolor en los ni帽os, el tratamiento del dolor y compar贸 estos datos con los resultados de la Encuesta Alemana de Entrevistas y Ex谩menes de Salud para Ni帽os y Adolescentes (KiGGS).

Los datos se recogieron en el marco del examen ampliado de la facultad de odontolog铆a en oto帽o de 2007, incluyendo un cuestionario autocompletado para los estudiantes. Adem谩s, los padres respondieron a un cuestionario autocompletado que conten铆a preguntas sobre la situaci贸n socioecon贸mica de sus hijos. Las preguntas sobre el dolor y la sociodemograf铆a son compatibles con las utilizadas en la 鈥淓ncuesta Alemana de Salud para Ni帽os y Adolescentes鈥 (KiGGS).

Alumnos de 19 colegios completaron un cuestionario sobre el dolor general (n=852, proporci贸n de respuesta: 93,2%, edad media: 10 a帽os). En comparaci贸n con el KiGGS, la prevalencia general a los 3 meses es mucho mayor (95,5%). Para los ni帽os y las ni帽as, el dolor de cabeza es el que se asocia con mayor carga (鈥淗auptschmerz鈥). 1/4 de las chicas (27,9%) y 1/5 (22,4%) de los chicos declararon que el dolor con m谩s carga se hab铆a producido durante los 煤ltimos 3 meses con una frecuencia de al menos una vez por semana. Los alumnos con un nivel socioecon贸mico bajo tomaban medicamentos contra el dolor (鈥淗auptschmerz鈥) con menos frecuencia que los alumnos con un nivel socioecon贸mico alto. A causa del dolor (鈥淗auptschmerz鈥), los estudiantes con un estatus socioecon贸mico bajo visitaron al m茅dico con menos frecuencia que los estudiantes con un estatus socioecon贸mico medio o alto.

Bandera de Pomerania

Este estudio se centra en tres aspectos de la geograf铆a de Pomerania: la definici贸n de la zona, en t茅rminos de frontera y contenci贸n, su gobernanza, particularmente en relaci贸n con el tercer aspecto, su demograf铆a, en t茅rminos de qu茅 grupos religiosos y 茅tnicos fueron permitidos en la zona o expulsados de ella. En la larga historia de Pomerania, los grupos de la zona tambi茅n cambiaron de religi贸n o etnia.

A pesar de los ataques e incursiones de los brandenburgueses en la Pomerania sueca, el control sueco durar铆a hasta la guerra de 1674-1679, cuando se ocup贸 toda la Pomerania sueca excepto Stralsund. En virtud del Tratado de St. Germain-en-Laye de 1679, Suecia tuvo que abandonar algunos territorios de la orilla derecha (oriental) del Oder, incluida la ciudad de Greifenhagen, actual Gryfino polaco.12 La nueva frontera discurr铆a entre Gartz, en la orilla izquierda, y las afueras del sur de Stettin.

En la Pomerania sueca se mantendr铆an las monedas locales, pero se mantuvo la antigua divisi贸n de Pomerania, que se remontaba a 1532/41, en los ducados de Wolgast y Stettin, hasta el punto de que cada uno ten铆a monedas distintas. Hasta 1690, Pomerania sueca no acept贸 el Leipziger Fu脽, un patr贸n de plata, que s铆 era aceptado por los estados vecinos.13 Unos a帽os antes, Pomerania sueca invit贸 a los primeros jud铆os como comerciantes con derecho a usar moneda (oro y plata), pero la burgues铆a local, resentida con los calvinistas y los cat贸licos, logr贸 convencer al gobierno de que expulsara a todos los jud铆os en 1700.14

Pomerania

En las zonas costeras existe un microclima favorable, caracterizado por muchas horas de sol y la considerable humedad del aire, que adem谩s tiene un contenido de yodo curativo. Las extensas zonas forestales y la ausencia de grandes empresas industriales garantizan un aire limpio en la zona. Las corrientes marinas favorables siguen aportando nuevo material de construcci贸n a las largas playas de arena.

La zona terrestre de Polonia, que se encuentra a orillas del mar B谩ltico -en el tramo que va desde la frontera occidental de Polonia en el r铆o Odra hasta el r铆o Wisla- se llama Pomerania, en polaco: Pomorze, que significa tierra junto al mar.

Casi todas las ciudades de Pomerania tienen una historia muy antigua. Las m谩s antiguas son de origen eslavo. Algunas han surgido en relaci贸n con castillos principescos, fortalezas de los cruzados, castillos de caballer铆a, castillos reales o monasterios. Entre ellos encontramos pueblos pesqueros, as铆 como ciudades mercado y entre los m谩s j贸venes ciudades costeras que han surgido como resultado de un creciente inter茅s por las cualidades curativas del agua y el aire.

Editorial Mipomerania.pet

Somos fan谩ticos de los relojes y la tecnolog铆a. Pensamos que los pomeraniaes hoy en d铆a son herramientas muy completas y funcionales. Tambi茅n somos fan谩ticos del running y las aventuras al aire libre. No te recomendaremos nada, que no usar铆amos nosotros