Pomerania

Pomerania salud

Contenido de la página

Tamaño del pomerania

El Pomerania (a menudo conocido como Pom) es una raza de perro de tipo Spitz que recibe su nombre de la región de Pomerania, en el noroeste de Polonia y el noreste de Alemania, en Europa Central. Clasificada como raza de perro de juguete por su pequeño tamaño, el Pomerania desciende de perros más grandes de tipo Spitz, concretamente del Spitz alemán. La Fédération Cynologique Internationale ha determinado que forma parte de la raza Spitz alemán; y en muchos países se les conoce como Zwergspitz («Spitz enano»).

La raza se ha hecho popular gracias a varios propietarios reales desde el siglo XVIII. La reina Victoria poseía un pomerania especialmente pequeño y, en consecuencia, la variedad más pequeña se hizo universalmente popular. Sólo durante la vida de la reina Victoria, el tamaño de la raza se redujo a la mitad. En general, el Pomerania es un perro robusto y sano. Los problemas de salud más comunes son la luxación de rótula y el colapso traqueal. Más raramente, la raza puede tener Alopecia X, una enfermedad de la piel conocida coloquialmente como «enfermedad de la piel negra». Se trata de una enfermedad genética que hace que la piel del perro se vuelva negra y pierda todo o la mayor parte del pelo.[1] A partir de 2017, en términos de cifras de registro, desde al menos 1998, la raza se encuentra entre las cincuenta razas más populares de Estados Unidos, y la moda actual de los perros pequeños ha aumentado su popularidad en todo el mundo.

Cambios de humor del pomerania

El Pomerania es la más pequeña de las razas Spitz («Spitz» significa en alemán «punta afilada», en referencia a su distintiva nariz y hocico). Sus antepasados eran grandes perros de trineo de trabajo de tipo Spitz procedentes de las regiones árticas. Recibe su nombre de la región de Pomerania, que ahora forma parte del norte de Polonia y el este de Alemania, y a la que se atribuye el desarrollo del pomerania como perro más pequeño que sus primos árticos, más corpulentos y fuertes.

Durante mucho tiempo fue uno de los perros favoritos de la realeza. En 1767, la reina Carlota y el rey Jorge III llevaron dos pomerania a Inglaterra. Las pinturas del perro de esta época muestran un tipo notablemente más grande (con un peso de entre 14 y 23 kg) que el perro actual.

Sin embargo, a la reina Victoria se le atribuye el aumento de la popularidad de la raza. Durante sus 64 años de reinado, crió más de 15 razas diferentes de perros, y en sus últimos años se enamoró del pomerania mientras visitaba Florencia, Italia, y regresó a Gran Bretaña con pomerania. Tenía un pomerania especialmente pequeño y empezó a importar otros pomeranias pequeños para añadirlos a su programa de cría. De hecho, se le atribuye la disminución del 50% del tamaño de la raza durante su época. Sus contemporáneos, el rey Jorge IV y la esposa de Napoleón I, tenían pomerania.

Convulsión de pomerania

Los pomeranias, que son muy luchadores, leales y juguetones, tienen la personalidad de un perro mucho más grande. Su naturaleza divertida y cariñosa los convierte en una opción popular para las familias, mientras que su pequeño tamaño es ideal para los amantes de los perros de ciudad.

Los pomerania tienen un pelaje largo, liso y esponjoso con un característico «volante» de pelo alrededor del cuello y el pecho. Al igual que otros perros del grupo de los Spitz, su pelaje está adaptado al frío y tienen una capa interna gruesa que se desprende estacionalmente.

Como parte del grupo de los Spitz, los Pomerania están estrechamente relacionados con las razas de clima frío, como los Huskies. Por esta razón, tienen un pelaje grueso que se desprende durante todo el año, especialmente durante la primavera, cuando el clima es más cálido. No hay nada que pueda hacer para que su perro deje de mudar, pero un cepillado regular puede ayudar a mantener el pelo suelto bajo control y a conservar el pelaje de su Pomerania en las mejores condiciones.

Como perros de compañía cariñosos, los pomeranias suelen llevarse bien con los niños, y su pequeño tamaño los convierte en compañeros de juego ideales. Sin embargo, los pomeranias pueden ser muy agresivos y reaccionar rápidamente ante un juego brusco, por lo que se debe enseñar a los niños a jugar con el perro y a manejarlo. Al igual que con cualquier otra raza, los pomeranias deben ser supervisados siempre que estén con niños para asegurarse de que todos estén seguros y felices.

Babeo excesivo del pomerania

Los pomerania forman parte de un grupo de razas clasificadas como «categoría dos» por el Kennel Club. Se trata de razas de perros que se han destacado por tener «puntos de preocupación», es decir, características visibles que, si se exageran, podrían afectar a la raza en el futuro y causar problemas de salud y bienestar.

Los pomerania pertenecen al grupo de razas «Toy». Las razas toy son pequeños perros de compañía, comúnmente denominados «perros falderos». La mayoría de las razas toy adoran la atención y pueden ser muy amistosas y cariñosas. No requieren una gran cantidad de ejercicio.

Los pomerania son vivaces, curiosos y muy juguetones, y siempre están interesados en un juego si se les ofrece uno. Tienen un pelaje doble que hay que cepillar dos o tres veces por semana, y más a menudo cuando se desprende.

Es comprensible que los propietarios se sientan molestos cuando su perro desarrolla un problema de salud relacionado con su raza. A menudo desearían haber sabido qué problemas tiene la raza. Entre los posibles problemas de salud a los que son propensos los pomerania se encuentran los siguientes:

Para algunas afecciones, existen programas de detección disponibles a través de la Asociación Veterinaria Británica (BVA) y el Kennel Club. Los programas de salud canina permiten a los criadores detectar una serie de enfermedades hereditarias, por lo que es una buena idea comprobar que los padres de cualquier cachorro que quiera alquilar han sido sometidos a estos programas. También te recomendamos que consultes el historial médico de los padres y abuelos de tu posible cachorro, y que te lo pienses muy bien antes de aceptar un perro cuya línea familiar presente alguna de las enfermedades mencionadas anteriormente.

Editorial Mipomerania.pet

Somos fanáticos de los relojes y la tecnología. Pensamos que los pomeraniaes hoy en día son herramientas muy completas y funcionales. También somos fanáticos del running y las aventuras al aire libre. No te recomendaremos nada, que no usaríamos nosotros