Pomerania bebe cuidados

Sobre el perro pomerania

¡Enhorabuena! Por fin tienes unos pequeños Poms peludos a los que cuidar. No hay nada más bonito que un pomerania bebé; te lo aseguro. Recuerdo que cuando mi Pomerania dio a luz a su primera camada, fue como un sueño hecho realidad. Y rápidamente aprendí a cuidarlos bien.

Entonces, ¿cómo cuidar a los cachorros de pomerania recién nacidos? Mantenga a los cachorros de pomerania en una habitación cálida a una temperatura de entre 70 y 90 °F durante los primeros 20 días después del nacimiento. Una vez que empiecen a comer alimentos sólidos, aliméntelos con comidas que contengan un mínimo de 8% de grasa y 22% de proteína, y controle su salud para notar cualquier cambio en sus niveles de azúcar en sangre.

Aquí te mostraré cómo mantener a los cachorros calientes, cuándo llevarlos al veterinario, cómo prestar atención a su dieta, medirlos y mucho más. Ya he pasado por todo eso un millón de veces, por lo que te mostraré cómo hacerlo y por qué es importante.

El momento más emocionante es el momento en que tu mamá pom da a luz a los adorables cachorros de pomerania. Pero, en el momento en que ves esas pequeñas bolas de pelo, empiezas a dudar inmediatamente de tu capacidad para cuidarlos adecuadamente.

Muñeca pomerania

Los perros pom, como se conoce cariñosamente a los mini pomerania, tienen un aspecto engañosamente dulce. Los propietarios que se dejan engañar por esto a menudo necesitan ayuda cuando se trata de saber cómo cuidar a un pomerania de forma eficaz.

Encontrar guías para el cuidado de un Pomerania puede ser difícil porque muchos de los perros tienen personalidades distintas. Algunos pomeranias son juguetones y dulces, pero otros se sienten amenazados por cualquier cosa más grande que ellos y tienen que mandar en la casa.

Bañe a su Pomerania una vez al mes con champú para perros y cepíllelo para mantener su pelaje cómodo. Los pomerania tienen un pelaje doble y grueso, lo que significa que la capa inferior muere al final del ciclo del pelo y puede quedar atrapada y crear alfombras. Es importante que los cepillemos con regularidad, pero hay que saber cuál es el método de cepillado correcto: afeitar a una raza de doble capa puede arruinar su pelaje. Si afeita a su perro de doble capa, el nuevo pelo volverá a crecer, pero primero crecerá el subpelo, lo que puede desencadenar problemas cutáneos como la alopecia post-corte, también conocida como Coat Funk.  También puede ser útil cepillar sus dientes una vez al día, ya que los Pom pueden perder sus dientes a medida que envejecen.

Cómo cuidar a un pomerania

Requisitos de ejercicio: <20 minutos/día Nivel de energía: Muy enérgico Rango de longevidad: 12-16 años Tendencia a babear: Baja Tendencia a roncar: Baja Tendencia a ladrar: Alta Tendencia a escarbar: Baja Necesidades sociales/de atención: Bajo

Los Pomerania son fácilmente reconocibles por su exuberante y esponjoso pelaje doble y su cara de zorro con orejas puntiagudas y alerta. La forma del cuerpo es bastante cuadrada y la cola esponjosa se enrosca hacia arriba y sobre la espalda. Un grueso collar alrededor del cuello completa la imagen de un perro que podría soportar las nieves del norte de Alemania. La cabeza es algo redondeada con un hocico marcado.

Los pomerania están disponibles en una maravillosa gama de colores. El rojo intenso es el más comúnmente asociado con la raza, pero todo, desde el negro hasta el blanco, pasando por la marta y los tonos intermedios, son aceptables, incluso el chocolate.

Son perros pequeños y activos que necesitan hacer ejercicio a diario, aunque sólo sea un paseo alrededor de la manzana. Son bastante inteligentes y se desenvuelven bien en las competiciones de obediencia a pesar de tener una pequeña vena independiente. A medida que envejecen, están más dispuestos a ser verdaderos perros falderos.

Entrenamiento del pomerania para ir al baño

DescripciónLos pomerania (también conocidos como “Spitz enano” o “Pom”) son una raza de perro de pelo medio-largo y tamaño pequeño. Son inteligentes, leales y, a pesar de su impresionante pelaje, requieren un aseo relativamente infrecuente y un ejercicio mínimo, lo que los convierte en compañeros populares para personas mayores o familias ocupadas sin niños pequeños.

Durante las primeras 4 semanas de vida de su Pom, deben pasar la mayor parte del tiempo con su madre y sus compañeros de camada. Es muy poco habitual que el propietario del cachorro se ocupe de él durante este tiempo y es mejor dejarlo en manos de un criador responsable y de confianza. El cuerpo de su cachorro duplicará su peso a medida que se desarrollen sus músculos, órganos y huesos.

Durante la etapa neonatal, su cachorro de pomerania obtendrá la mayor parte de su nutrición de la leche de su madre. Alrededor de las 4 semanas puede introducir una papilla de proteínas picadas, como la carne de vacuno, pero consulte siempre a su veterinario antes de cambiar la dieta de su cachorro en esta etapa. Los pomerania tienen la boca pequeña, por lo que hay que tener cuidado con los alimentos sólidos, ya que pueden tener dificultades para masticarlos o tragarlos.

Editorial Mipomerania.pet

Somos fanáticos de los relojes y la tecnología. Pensamos que los pomeraniaes hoy en día son herramientas muy completas y funcionales. También somos fanáticos del running y las aventuras al aire libre. No te recomendaremos nada, que no usaríamos nosotros