Is a pomeranian a good dog

Pomerania americana

¿Busca un perro pequeño? Un pomerania podría aparecer en su lista de razas potenciales. Tanto si vive en un apartamento como si simplemente le gustan los cachorros pequeños, puede que se pregunte si el Pomerania es su pareja perfecta. Le contaremos un poco más sobre los antecedentes y la personalidad de la raza, así como los pros y los contras de la tenencia de un Pomerania para que pueda decidir si esta raza es la mejor para usted.

Clasificados como una raza de juguete, estos encantadores y extravagantes cachorros son excelentes perros de compañía. Se adaptan bien a los hogares con niños, siempre y cuando se les enseñe a respetar a estos cachorros (no son juguetes).

Los pomerania vienen en muchos colores, pero lo más común es verlos con pelaje naranja o rojo. Hablando del pelaje del Pomerania, su esponjosidad proviene de un pelaje doble, que requiere un aseo y mantenimiento regular.

En cuanto a sus necesidades de ejercicio, los Pomerania hacen bien el ejercicio en el interior, así como paseos cortos con correa al aire libre. Pueden ser felices tanto en la ciudad como en los suburbios, por lo que casi cualquiera puede tener uno de estos cachorros con éxito. Aprenden fácilmente trucos y no son extremadamente difíciles de adiestrar, lo que los convierte en perros ideales para los padres primerizos. En pocas palabras, a los pomerania les encanta hacer felices a sus dueños.

Pomerania pro y contra

El Pomerania (a menudo conocido como Pom) es una raza de perro de tipo Spitz que lleva el nombre de la región de Pomerania, en el noroeste de Polonia y el noreste de Alemania, en Europa Central. Clasificada como raza de perro de juguete por su pequeño tamaño, el Pomerania desciende de perros más grandes de tipo Spitz, concretamente del Spitz alemán. La Fédération Cynologique Internationale ha determinado que forma parte de la raza Spitz alemán; y en muchos países se les conoce como Zwergspitz (“Spitz enano”).

La raza se ha hecho popular gracias a varios propietarios reales desde el siglo XVIII. La reina Victoria poseía un pomerania especialmente pequeño y, en consecuencia, la variedad más pequeña se hizo universalmente popular. Sólo durante la vida de la reina Victoria, el tamaño de la raza se redujo a la mitad. En general, el Pomerania es un perro robusto y sano. Los problemas de salud más comunes son la luxación de rótula y el colapso traqueal. Más raramente, la raza puede tener Alopecia X, una enfermedad de la piel conocida coloquialmente como “enfermedad de la piel negra”. Se trata de una enfermedad genética que hace que la piel del perro se vuelva negra y pierda todo o la mayor parte del pelo.[1] A partir de 2017, en términos de cifras de registro, desde al menos 1998, la raza se encuentra entre las cincuenta razas más populares de Estados Unidos, y la moda actual de los perros pequeños ha aumentado su popularidad en todo el mundo.

Adopción de pomerania

¿Busca un perro pequeño? Un pomerania podría aparecer en su lista de razas potenciales. Tanto si vive en un apartamento como si simplemente le gustan los cachorros pequeños, es posible que se pregunte si el pomerania es su pareja perfecta. Le contaremos un poco más sobre los antecedentes y la personalidad de la raza, así como los pros y los contras de la tenencia de un Pomerania para que pueda decidir si esta raza es la mejor para usted.

Clasificados como una raza de juguete, estos encantadores y extravagantes cachorros son excelentes perros de compañía. Se adaptan bien a los hogares con niños, siempre y cuando se les enseñe a respetar a estos cachorros (no son juguetes).

Los pomerania vienen en muchos colores, pero lo más común es verlos con pelaje naranja o rojo. Hablando del pelaje del Pomerania, su esponjosidad proviene de un pelaje doble, que requiere un aseo y mantenimiento regular.

En cuanto a sus necesidades de ejercicio, los Pomerania hacen bien el ejercicio en el interior, así como paseos cortos con correa al aire libre. Pueden ser felices tanto en la ciudad como en los suburbios, por lo que casi cualquiera puede tener uno de estos cachorros con éxito. Aprenden fácilmente trucos y no son extremadamente difíciles de adiestrar, lo que los convierte en perros ideales para los padres primerizos. En pocas palabras, a los pomerania les encanta hacer felices a sus dueños.

Perro pomerania

Los pomeranias, que son muy luchadores, leales y juguetones, tienen la personalidad de un perro mucho más grande. Su naturaleza divertida y cariñosa los convierte en una opción popular para las familias, mientras que su pequeño tamaño es ideal para los amantes de los perros de ciudad.

Los pomerania tienen un pelaje largo, liso y esponjoso con un característico “volante” de pelo alrededor del cuello y el pecho. Al igual que otros perros del grupo de los Spitz, su pelaje está adaptado al frío y tienen una capa interna gruesa que se desprende estacionalmente.

Como parte del grupo de los Spitz, los Pomerania están estrechamente relacionados con las razas de clima frío, como los Huskies. Por esta razón, tienen un pelaje grueso que se desprende durante todo el año, especialmente durante la primavera, cuando el clima es más cálido. No hay nada que pueda hacer para evitar que su perro mude, pero un cepillado regular puede ayudar a mantener el pelo suelto bajo control y a conservar el pelaje de su Pomerania en las mejores condiciones.

Como perros de compañía cariñosos, los pomeranias suelen llevarse bien con los niños, y su pequeño tamaño los convierte en compañeros de juego ideales. Sin embargo, los pomeranias pueden ser muy peleones y pueden reaccionar rápidamente a los juegos bruscos, por lo que hay que enseñar a los niños a jugar con el perro y a manejarlo. Al igual que con cualquier otra raza, los pomeranias deben ser supervisados siempre que estén con niños para asegurarse de que todos estén seguros y felices.

Editorial Mipomerania.pet

Somos fanáticos de los relojes y la tecnología. Pensamos que los pomeraniaes hoy en día son herramientas muy completas y funcionales. También somos fanáticos del running y las aventuras al aire libre. No te recomendaremos nada, que no usaríamos nosotros